Daniel Viola · La sombra de la hoja

ISBN 978-987-4409-65-2
14 x 20 cm, 76 páginas
1ra edición noviembre de 2020
colección fuera de serie
(disponible también en epub)

$800,00

Categoría:

Descripción

Daniel Viola (Buenos Aires, 1958). Ha publicado los libros de poemas La memoria de las sombras (2009), El lenguaje de los días (2012), Tan solo cruzar la calle (2015, incluye un CD con poemas musicalizados e interpretados por Raúl Manfredini) y El nacimiento de los ecos (el suri porfiado, 2017). Ha participado en más de cuarenta espectáculos teatrales en su carácter de actor, dramaturgo, titiritero y director. Desde 2009 conduce y guiona el programa de radio para chicos Los Limpiaorejas (Premio Argentores, Premio ATINA), donde difunde cuentos y poemas de diferentes autores, junto a música de Latinoamérica y Argentina. También conduce los programas radiales Luna Lunera (música y pedagogía) y La docta ignorancia (cultura general). Fue fundador y coordinador de MOMUSI (Movimiento de música para niños), junto a María Teresa Corral. Ha ejercido la docencia en los tres niveles educativos. Tiene un Posgrado en Gestión Cultural y Comunicación (FLACSO). Como gestor, ha coordinado espacios culturales estatales y privados, además de certámenes, espectáculos, encuentros nacionales y del Mercosur, centrados en la canción y en la literatura infantil.

La abundancia metafórica, la generosidad expresiva del poemario, lejos de constituirse en mero barroquismo, justifica la necesidad de volver una y otra vez sobre las cosas, hasta que -por insistencia- salte la verdad de lo real, que el poeta va descubriendo y nos ofrece compartir. Daniel Viola enumera y constata en versos e imágenes directas el mundo, su mundo; y en su andar recorre desde la infancia más vital hasta la misma muerte: recorrido por seres y cosas sufridas y amadas que los poemas transformarán en vivencias propias.
Esta es una poesía de la experiencia, que tiene en el sujeto actual –y en una nueva sentimentalidad, igualmente sensible a lo alto y lo bajo, lo ordinario y lo trascendente, lo popular y lo culto- tanto su punto de partida como de llegada.

Aldo Parferniuk

 

[ un poema ]

31.-
Un susurro de ecos zigzaguea la tierra
dibujando el camino. Escalan luego las paredes
perdiéndose en una rajadura, el intersticio que
lleva a las sombras. Pareciera infinito
el trajín. Un ir y venir donde por intervalos
se chocan, alteran el tránsito y mantienen destino.
Éstas esconden su carga. No son como aquellas que
se muestran exuberantes portando hojas que
duplican sus lomos. Un mínimo polvillo blanco
se distingue. Humildes, vergonzosas, voraces.
Idea que devora. Devorarán la casa en un tiempo que
les será ajeno si el quehacer se continúa.
Mantienen la memoria sin recuerdo, ni
el ansia de ser reina. Seguras que la especie
vencerá la muerte si ninguna se aparta.