Vicente Huidobro · Altazor (epub)

epubISBN 978-987-4409-78-2
formato de descarga: epub
colección libros digitales
(disponible también en papel)

$400,00

Categorías: ,

Descripción

Vicente Huidobro (Chile, 1893 – 1948). Poeta, narrador, dramaturgo, guionista cinematográfico, candidato a la presidencia de la república, padre del Creacionismo y uno de los autores más relevantes de la poesía hispanoamericana del siglo XX. Muy temprano viajó a París donde entró en contacto con las vanguardias. Entabló amistad con artistas de la talla de Pablo Picasso, Juan Gris, Hans Arp, Max Jacob y Pierre Reverdy, entre otros. En 1937 participó en el Congreso de Escritores Antifascistas en Defensa de la Cultura (Valencia, España). Durante la Segunda guerra mundial fue corresponsal para La voz de América. De sus poemarios destacan: Adán (1916), El espejo de agua (1916), Horizonte cuadrado (1917), Ecuatorial (1918), Poemas árticos (1918), Altazor (1931), Temblor de cielo (1931), Ver y palpar (1941), El ciudadano del olvido (1941) y Últimos poemas (1948). Su poesía ha ejercido especial atracción entre públicos jóvenes y continúa siendo objeto permanente de estudio. En 2018, celebrando los cien años de Ecuatorial y Poemas Árticos, publicamos en esta misma colección un libro que contiene los dos poemarios, en coedición con la Fundación Huidobro.

De todos los hombres que integraron esa “orquesta trágica” que fue Huidobro en vida, el principal solista fue un hombre movido por la genuina y utópica convicción de que el poeta debía ser un demiurgo capaz de hacer florecer la rosa en el poema y de convertir la poesía en una forma de vida, una posición ética, e incluso política.
La realización más acabada de esa convicción es Altazor, uno de los más elaborados, riesgosos y persistentes edificios construidos por las vanguardias poéticas de hace un siglo.

Guillermo Saavedra

 

[ un poema ]

Canto I (frag.)
Cae
Cae eternamente
Cae al fondo del infinito
Cae al fondo del tiempo
Cae al fondo de ti mismo
Cae lo más bajo que se pueda caer
Cae sin vértigo

A través de todos los espacios y todas las edades
A través de todas las almas de todos los anhelos y todos los naufragios
Cae y quema al pasar los astros y los mares
Quema los ojos que te miran y los corazones que te aguardan
Quema el viento con tu voz
El viento que se enreda en tu voz
Y la noche que tiene frío en su gruta de huesos

Cae en infancia
Cae en vejez
Cae en lágrima
Cae en risas
Cae en música sobre el universo
Cae de tu cabeza a tus pies
Cae de tus pies a tu cabeza
Cae del mar a la fuente
Cae al último abismo del silencio
Como el barco que se hunde apagando sus luces